En Nuevo León, el 75% de los empleos que se han perdido durante la pandemia eran de bajos ingresos.

La Caintra Nuevo León presentó un análisis, en donde se encontró que 40 mil trabajadores despedidos en el estado percibían unos 3 mil 696 mensuales.

Es decir, ganaban apenas dos salarios mínimos.

Además, el 80% de estos empleos perdidos eran plazas permanentes. Por lo que ‘se deduce que estos trabajadores tenían un trabajo estable para sus familias’.

‘El incremento del desempleo en los estratos más bajos de ingreso repercute sobre el bienestar de las familias, el estado y el país’, argumentó la cámara.

Y agregó que esto traerá problemas sociales. Como mayor pobreza, desigualdad, falta de oportunidades y aumento de inseguridad.

Por lo que es urgente acelerar la reactivación económica y generar apoyos para proteger las fuentes de empleo.

Cabe señalar que en el país se han perdido 555 mil empleos durante la pandemia por el Covid-19. De estos, según la información presentada, 385 mil con trabajadores con sueldos de entre 3 mil 696 a 7 mil 394 pesos mensuales.

O sea, el 69% de los trabajadores percibían hasta dos salarios mínimos.

‘La situación de cierre de actividades, rompimiento de cadenas y falta de apoyo para las PyMEs han provocado que las personas de menores ingresos sean las más afectadas por la pandemia’.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG DEL REGIO: