Sin tener experiencia previa en temas fiscales, dos ex integrantes del cuerpo de ayudantía del presidente López Obrador ahora fungen como funcionarios de alto nivel en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Javier Portugal y Paloma Aguilar colaboraron con Morena en materia de promoción y asesoramiento durante las pasadas elecciones de 2018.

De ahí, ‘brincaron‘ a ser integrantes del cuerpo de ayudantía del, entonces, recién electo Presidente López Obrador.

Portugal estudió Ciencias Políticas en la UNAM y de 2015 a 2018 fungió como asesor de Morena en el congreso; con la elección de AMLO, pasó a formar parte de su equipo en giras y eventos.

En dicho cargo, Portugal servía como un ‘vínculo’ entre la audiencia y el Presidente, pues atendía quejas de manera personal y recibía escritos para después entregarlos a AMLO.

Su sueldo mensual era de poco más de 46 mil pesos; ahora, como Administrador Central de Servicios al Contribuyente, percibirá 92 mil 911 pesos.

Por su parte, Paloma Aguilar laboró para una firma de abogados en San Luis Potosí, misma que brindaba apoyo legal al ex gobernador del estado, el priísta Teófilo Torres.

Tras desempeñar cargos en el PRI, Aguilar comenzó a involucrarse con Morena en 2016, donde incluso llegó a ser candidata para una diputación.

Ya en el equipo personal de AMLO, Aguilar percibía 46 mil pesos mensuales; en el SAT, sin embargo, se embolsará 103 mil pesos netos, sólo ocho mil menos que el Presidente.

 

AMLO LOS DEFIENDE

Durante la mañanera de hoy, el Presidente defendió los cargos de Portugal y Aguilar, argumentando que se está realizando una ‘limpia’ en el SAT y se necesitaban funcionarios ‘jóvenes y con vocación‘.

Lo que estamos haciendo es impulsar a jóvenes, a gente honesta, para que ocupen cargos estratégicos, claves, donde llegan los cañonazos (…) antes lo arreglaban todo de otra forma; eran los dueños del SAT

El mandatario, incluso, llegó a afirmar que pese a no tener experiencia en temas fiscales, Aguilar es una joven ‘incorruptible’, por lo que es su labor en el SAT está plenamente justificado.

 

TAMBIÉN EN EL BLOG: