Con 113 años de edad, María Branyas se convirtió en la persona más longeva en recuperarse completamente del Covid-19.

María ya había acaparado la atención de España al ser la persona con más edad de aquel país; ahora, puede sumar el triunfo contra el Coronavirus a su palmarés.

Después de haber sido diagnosticada con el virus, María pasó semanas cumpliendo cabalmente su cuarentena en un asilo del pueblo de Olot, en Cataluña.

Ahí, la paciente ha vivido en compañía de otras personas de las tercera edad durante los últimos veinte años

El diagnóstico supuso una dura carga para María, pues a su edad es sumamente riesgoso contraer el Covid-19; además, podía convertirse en foco de contagio para el resto de los residentes.

Este tipo de escenarios, el de los contagios masivos en asilos o casas de descanso, ha sido cada vez más frecuente durante las últimas semanas.

NOTA RELACIONADA: Trasladan a 29 ancianos de asilo a hospital por Coronavirus 

 

Basta con recordar el caso del Asilo Andover, en Nueva Jersey, donde autoridades locales encontraron 17 cadáveres pertenecientes a personas de la tercera edad, todos fallecidos por Covid-19. 

Aunque por momentos confesó sentirse ‘agobiada’ por el cierro, María afirmó que la decisión de quedarse confinada en su cuarto fue la correcta.

No se han registrado, hasta el momento, otros casos de Covid-19 al interior del pequeño asilo, por lo que el resto de los residentes se encuentra a salvo.

 

También te puede interesar leer: