A través de un decreto presidencial, la SEDENA anunció volverá a realizar tareas de seguridad pública en conjunto con la Guardia Nacional.

La disposición fue publicada el día de hoy en el Diario Oficial de la Federación, y dota a las Fuerzas Armadas de facultades en materia de vigilancia, patrullaje y prevención de delitos.

El decreto, firmado el pasado viernes por el Presidente López Obrador, tiene vigencia hasta el 27 de marzo de 2024. 

Según el decreto, las actividades tanto del Ejército como de la Marina serán realizadas ‘de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada y complementaria con la Guardia Nacional’.

Esto, con el objetivo de que la Guardia Nacional termine de afianzar sus procesos de estructura, capacidad e implementación territorial.

De tal forma, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, deberá coordinarse con Luis Sandoval y Rafael Ojeda, titulares de SEDENA y Marina, para la realización de dichas tareas.

 

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO? 

El decreto, que entra en vigor a partir de mañana, permitirá a las Fuerzas Armadas permanecer en las calles y realizar funciones de seguridad pública.

Esto incluye la prevención de delitos, la detención de personas y persecución de faltas administrativas, entre otras.

El documento señala que, en todo momento, los elementos de las Fuerzas Armadas deben observar un ‘respeto permanente por los Derechos Humanos‘.

La jurisdicción de las Fuerzas Armadas abarcará gran parte de los territorios del País, incluídos parques, zonas fronterizas, control de aduanas y espacios considerados como zonas federales, entre otras.

En sexenios pasados, Andrés Manuel López Obrador criticó duramente la utilización del Ejército para fines coercitivos. 

El regreso paulatino de las tropas a sus cuarteles llegó, incluso, a ser parte de sus propuestas de campaña. 

Sin embargo, con el nuevo decreto, AMLO asegura la permanencia de las Fuerzas Armadas en las calles hasta mediados del 2024, meses antes del fin de su mandato.

 

TAMBIÉN EN EL BLOG