Debido a un repunte en la tasa de contagios por Covid-19, autoridades de Chile decidieron endurecer las medidas de prevención ordenando una cuarentena total en Santiago, capital del país.

La medida se extenderá por toda la ciudad y sus municipios, teniendo carácter obligatorio, apuntó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Esto significa que ningún ciudadano chileno podrá salir a las calles de Santiago a menos que tenga que realizar una labor de carácter esencial.

Chile experimenta un alza de hasta el 60% en sus contagios diarios, que han alcanzado la cifra hasta de dos mil 600 cada veinticuatro horas. 

El país andino contabiliza un total de 34 mil infectados y 347 muertes hasta el momento, con los números subiendo de forma alarmante desde finales de abril.

Mañalich aseguró que no fue una decisión fácil de tomar.

La situación que atravesamos es compleja, pero las medidas son absolutamente necesarias; son dolorosas, pueden ser terribles, pero tenemos que estar ahí para ayudar a los grupos más vulnerables

La cuarentena afectará a ocho millones de personas, distribuidas a lo largo de los 32 municipios que conforman la Provincia de Santiago y otros siete aledaños.

También se confirmó la colocación de una aduana que gestionará las entradas y salidas de la capital.

El aislamiento forzado entrará en vigor el viernes 15 a las 00:00 horas, y se mantendrá, por lo menos, hasta el viernes 22 de mayo. 

El titular chileno de Salud aprovechó para decretar que las personas mayores de 75 años deberán ampliar la cuarentena por tiempo indefinido.

También dictaron medidas para limitar la concentración de personas en tiendas o almacenes mayoristas fuera de la capital.

El Presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, aseguró que los momentos más complicados de la pandemia ‘están todavía por venir

 

TAMBIÉN EN EL BLOG