La celebración de una fiesta sorpresa en familia tuvo un final angustiante, pues hasta 18 miembros de una familia residente al norte de Texas terminaron infectados de Coronavirus. 

El anfitrión del festejo recibió a 25 familiares en su domicilio, sin saber que la mayoría saldrían de ahí portando el virus que él ya padecía, aunque no lo supiera.

El virus se propagó a pesar de que, según testimonios de la propia familia, la reunión se llevó a cabo ‘respetando’ el distanciamiento social.

Entre los infectados de Coronavirus se encuentran dos personas de la tercera edad, además de dos niños y una mujer que lucha contra el cáncer de mama.

La reunión se llevó a cabo el 30 de mayo y, desde entonces, uno de los miembros de la familia se negó a asistir debido al temor que le provocó contagiar a sus padres, los ancianos mencionados anteriormente.

Ron Barbosa, hijo del matrimonio infectado y esposo de una doctora, afirmó que el distanciamiento con sus padres era ‘la mejor medicina’.

‘Estaban ellos solos, sin la familia presente. Era lo mejor para ellos. Ahora tengo roto el corazón‘, declaró.

Barbosa comentó que cuando los síntomas de Coronavirus comenzaron a aparecer entre los familiares, tanto él como su esposa ‘regañaron enérgicamente‘ al resto de los asistentes.

‘Sabíamos que sucedería, hemos estado aterrorizados todo este tiempo’, enfatizó Barbosa, que ahora monitorea la salud de sus padres a través de llamadas telefónicas con el hospital.

Aunque la mayoría de los familiares infectados se recuperaron satisfactoriamente, la pareja de ancianos sigue internada.

 

SUFRE TEXAS REPUNTE DE CORONAVIRUS 

En las últimas dos semanas se duplicó el número de infectados por Coronavirus en Texas, situación que ha obligado al Gobernador del estado, Greg Abbott, a dar marcha atrás a la reapertura económica.

Las cifras hablan de un poco más de once mil casos nuevos derivados de la reactivación de negocios y plazas públicas.

 

TAMBIÉN EN EL BLOG