Las iglesias en Nuevo León podrán reabrir sus puertas el próximo 15 de junio, de acuerdo a Gobierno del Estado.

Tras tres meses de haber cerrado sus puertas por la pandemia del Covid-19, los centros de culto locales tendrán permiso de volver a funcionar. Esto según un escrito de notificación de Gregorio Treviño Lozano, Director de Asuntos Religiosos.

Para reabrir, los centros deberán cumplir con ciertas medidas sanitarias. Como solo operar al 50% de su capacidad.

También se incluyen otras medidas de seguridad e higiene. Por ejemplo, que al ingresar al lugar las personas deben pasar por un tapete sanitizante; utilizar cubrebocas, y utilizar gel antibacterial.

Además, se debe respetar el distanciamiento social de 1.5 metros entre cada persona, y evitar el contacto físico como el saludo de mano, abrazos o besos.

No podrán ingresar personas de grupos vulnerables o sospechosas de portar el virus, y no debe haber movilidad dentro del centro.

Y finalmente, deben cumplir con una sanitización de los centros de culto previos a su apertura.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG DEL REGIO: