El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha estado utilizando la música de los Rolling Stones para su campaña de reelección.

El pasado domingo, el grupo de rock, The Rolling Stones, amenazó a Donald Trump, así lo anunciaron en un comunicado.

El BMI ha notificado a la campaña de Trump, en representación de los Stones, que el uso no autorizado de sus canciones supondrá una violación de su acuerdo de licencias”

“Si Donald Trump ignora esa exclusión y persiste, entonces afrontaría una demanda por romper el embargo y reproducir música sin licencia”, indicó la banda.

NOTA RELACIONADA: Confirma López Obrador viaje a Estados Unidos con Trump

Rolling Stones Working With BMI to Stop Trump's Use of Song at ...

Esto también había sucedido en 2016, cuando Trump utilizó su música en los mítines para motivar a la base conservadora del entonces candidato.

“You Can’t Always Get What You Want”, fue uno de lo temas populares en los actos de Trump, y fue ésta canción que sonó en Tulsa, Oklahoma.

El grupo de rock británico, no son los únicos que se han quejado de los actos de Trump, pues la familia del fallecido Tom Petty mencionó haber enviado una orden de cese después de que Trump utilizara la canción “I Won’t Back Down”, en Tulsa.

“Trump no estaba autorizado de ningún modo a utilizar esta canción para impulsar una campaña que deja fuera a demasiados estadounidenses y al sentido común”, 

“Tanto el fallecido Tom Petty como su familia se plantan con firmeza contra el racismo y la discriminación de cualquier clase. Tom Petty nunca habría querido que una canción suya se utilizara en una campaña de odio. A él le gustaba unir a la gente”, se menciona en el comunicado.

Así como también el músico Neil Young se molestó con Trump en 2018, tras escuchar una de sus canciones usada en contra de su voluntad en los actos de campaña, para las elecciones de media legislatura, se trataba de “Rockin’ in the Free World”.

Te puede interesar: