En un pueblo cerca del Parque Nacional de Silent Valley en Kerala, India, una elefanta que se encontraba embarazada, murió luego de comer fruta que estaba llena de petardos.

Esto sucedió el pasado sábado 27 de mayo cuando la elefanta se acercó al poblado buscando algo de comer, al ingerir una piña que estaba llena de petardos, estos explotaron en su boca causándole heridas de gravedad.

Este hecho ha causado indignación en redes sociales ya que acusan a los pobladores de maltrato animal, por darle de comer esa fruta con dichos objetos adentro.


Al parecer, los aldeanos del lugar, usan con frecuencia frutas con explosivos y así proteger sus cultivos de la fauna silvestre, otros métodos que usan es el uso fuegos artificiales y vallas electrificadas, para desviar a los animales.

De acuerdo a datos proporcionados, alrededor de 2300 personas han fallecido por ataques de elefantes entre el 2014 y 2019.

También puedes leer: