Personas infiltradas en las marchas del pasado viernes buscaban crear un ‘nuevo Ayotzinapa‘ en Guadalajara, aseguró el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Por medio de una entrevista televisiva, Alfaro aseguró que de no ser por la intervención del fiscal Gerardo Solís, y de la suya propia, los policías ministeriales pudieron haber desaparecido a los jóvenes detenidos.

Además, señaló que las protestas por el asesinato de Giovanni López fueron ‘legítimas‘, pero sirvieron como plataforma para ‘grupos externos‘ con fines políticos.

El mandatario afirmó que quienes se infiltraron en las marchas buscaron crear una narrativa con víctimas mortales para así culpar al Estado y su gobierno.

En opinión de Alfaro, esto asemeja al caso Ayotzinapa, donde el gobierno local, en conjunto con grupos delictivos, desapareció a 43 estudiantes en septiembre de 2014.

Jalisco recibió una embestida brutal de grupos de intereses difíciles de identificar que construyeron una historia, una estrategia; buscaron que hubiera muertos en Jalisco (…) guardando proporciones, buscaban crear condiciones para que aquí se construyera otro Ayotzinapa

Alfaro narró que el viernes, cuando se desarrollaron los hechos, recibió una llamada posterior a la reunión interestatal que sostuvo en Tequila con otros gobernadores.

Fue entonces, después de recibir información de lo que sucedía en Guadalajara, que Alfaro coordinó un operativo junto con el fiscal Gerardo Solís; esto, según el gobernador, evitó que el asunto ‘escalara’. 

‘Fue una trampa, ¿de qué estaríamos hablando ahora si hubieran desaparecidos? No hubo casos, pero mucho tuvo que ver con que se reaccionara a tiempo’, aseguró el mandatario.

 

‘AMLO NO TIENE ENEMIGOS EN JALISCO’ – ALFARO 

En un tono más conciliador que el del pasado jueves, cuando afirmó en un mensaje que los infiltrados fueron sembrados directamente por Gobierno Federal, Alfaro le recordó al Presidente López Obrador que en Jalisco ‘no tiene enemigos‘.

El gobernador aseguró que AMLO no sería capaz de emprender una acción semejante, pero duda de la ética de ‘gente a su alrededor‘, tanto en Gobierno como en Morena.

Yo no creo que él sea capaz de una cosa así, pero alrededor de su Gobierno y de su partido hay gente que está dispuesta a todo por su ambición de poder

Alfaro aprovechó también para asegurar que la Fiscalía es un órgano autónomo sobre el cual él no puede tomar decisiones. 

Esto debido a señalamientos por parte de familiares de los policías ministeriales detenidos por abuso de autoridad, que aseguran que la orden de reprimir las protestas vino directamente de él.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: