La reactivación económica del Estado sigue siendo un dolor de cabeza para las autoridades, que aún no envían un mensaje claro con respecto a cuándo podrán abrir negocios de diversos giros.

Apenas el sábado pasado, el Gobernador Jaime Rodríguez anunció que las tiendas en plazas comerciales podrían reabrir mientras cumplieran con los protocolos de seguridad pertinentes.

La medida, sin embargo, fue revertida por el Gobierno del Estado, provocando que los negocios volvieran a cerrar sus puertas al día siguiente.

La petición de volver a clausurar los negocios provino del Secretario de Economía y Trabajo, Roberto Russildi, quien propuso una nueva fecha para reactivar los comercios.

Sería hasta el 10 de junio cuando los dueños puedan volver a subir las cortinas de sus negocios en plazas comerciales; las medidas de seguridad y el acceso restringido a cierta cantidad de clientes se mantiene como requisito.

La implementación de la medida, sin embargo, depende de que Nuevo León no registre más de 200 contagios diarios, aclaró Russildi.

El 10 de junio, después de haber incrementado la reapertura de esos sectores, mediremos el número de contagios, confiamos en que sea menos de 200 para continuar la siguiente fase, reabrir ventas al detalle y servicios o centros comerciales 

El cambio de dirección en las medidas provocó confusión tanto en clientes como en los encargados de los negocios.

Grandes plazas comerciales como Galerías Monterrey y Plaza Fiesta San Agustín registraron un aumento en sus visitantes.

Las tiendas al interior, sin embargo, se vieron obligadas a cerrar de nuevo.

 

REACTIVACIÓN DE IGLESIAS, EN OCHO SEMANAS

En el protocolo de reapertura, se tiene estimado que las iglesias abran hasta la última fase de reactivación, debido a la alta concentración de personas que pudieran provocar.

Russildi afirmó que se estableció contacto con los centros de culto de la ciudad para establecer sus protocolos de seguridad interna.

El funcionario señaló que si las cosas ‘van bien‘, las iglesias podrán realizar eventos masivos en un aproximado de ocho semanas.

 

OTRAS NOTAS DEL BLOG