La pandemia provocada por el Covid-19 en Nueva Zelanda se encuentra en sus horas finales, toda vez que la primera ministra del país, Jacinda Ardern, informó que a partir de la media noche de hoy, hora local, se levantan todas las medidas de restricción.

La isla del pacífico dio de alta a su último caso activo hace casi dos semanas, por lo que de acuerdo a los expertos, es ‘95% probable‘ que el virus haya sido erradicado por completo.

A partir de mañana, los neozelandeses podrán reincorporarse con normalidad a su vida cotidiana y participar en reuniones sin restricción alguna.

Los esfuerzos del gobierno comandado por Ardern han sido reconocidos por la comunidad internacional debido a su prontitud, disciplina y efectividad.

Además de establecer una situación de emergencia sanitaria desde el 25 de marzo, las escuelas, negocios y centros de trabajo acataron la orden de permanecer en sus casas desde el principio.

Esto, sumado el cierre de fronteras, rastreo de casos positivos y la realización de más de 40 mil pruebas de detección, dieron como resultado una reapertura anticipada de la atividad neozelandesa.

Algunas medidas de prevención, sin embargo, continuarán durante un periodo no especificado de tiempo; la principal de ellas, confirmó Ardern, es el cierre de las fronteras.

‘No somos inmunes a lo que pasa en el resto del mundo; no queremos arruinar el esfuerzo de todos‘, señaló Ardern ante cuestionamientos acerca del control de ingreso al País.

Así mismo, los neozelandeses seguirán utilizando un código QR cada vez que salgan de un establecimiento para poder establecer posibles rutas de contagio.

Durante la pandemia, Nueva Zelanda registró mil 154 casos positivos de Covid-19; murieron a causa del virus, además, 22 personas.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: