Video de Arquidiócesis de Monterrey causa polémica en redes

271
Video de Arquidiócesis de Monterrey causa polémica en redes
Foto: Cultura Colectiva

La publicación de un video por parte de la Arquidiócesis de Monterrey en donde se promueven las terapias de conversión como una alternativa para ‘curar’ la homosexualidad, provocó indignación en redes el día de ayer

El video, llamado ‘La otra cara de la luna‘, ofrece el supuesto testimonio de un joven que logró ‘recuperar su hombría’ tras someterse a un tratamiento que le permitió ‘dejar de ser homosexual’.

Según la OMS, la APA y otras asociaciones médicas, las terapias de conversión utilizan métodos pseudocientíficos para ‘curar’ algo que, en primera instancia, no está considerado como una enfermedad.

En algunos lugares de Estados Unidos y el mundo, e incluso en la Ciudad de México, éste tipo de prácticas son ilegales, ya que atentan contra los Derechos Humanos y carecen de un marco científico.

En ese contexto, y tras la publicación del video, un activista de la comunidad LGBTTIQ+, de nombre Omar Solís, se dirigió a la Catedral de Monterrey en un intento por dialogar con el Arzobispo Rogelio Cabrera y exigirle que retirara el video de las redes.

A su vez, Solís reclamó una disculpa pública a la Arquidiócesis por ‘promover métodos que atentan contra la dignidad humana‘.

También exigió un comunicado donde aclararan que las terapias de conversión no tienen sustento científico.

Solís esperó la llegada del Arzobispo durante media hora, tiempo durante el que la Arquidiócesis dio aviso a las autoridades de la presencia del activista en la Catedral.

Tras un extenso diálogo entre los uniformados y Solís, el activista fue detenido por ‘traspasar propiedad privada’ y llevado al ‘Alamey’.

Miembros del colectivo Movimiento por la Igualdad en Nuevo León acompañaron el proceso y exigieron su liberación, que se dio algunas horas después.

F.

PIDE ARQUIDIÓCESIS DISCULPAS POR TWITTER 

Tras la polémica, la Arquidiócesis de Monterrey desplegó un comunicado a través de Twitter en donde ofrece una disculpa en caso de que el video haya ‘ofendido’ a alguien.

También especificó que no fue una producción propia, sino contenido sacado de la página aletia.org.

El único objetivo, según la organización religiosa, fue dar un ‘testimonio de fe’.

 

OTROS CONTENIDOS DEL BLOG