AstraZeneca y Oxford reanudan ensayos de vacuna contra coronavirus  

136
AstraZeneca
Foto: Forbes

Luego de que la farmacéutica AstraZeneca decidiera interrumpir los ensayos de la vacuna contra el coronavirus, debido a efectos secundarios, ahora decidió reanudarlos.  

De acuerdo a la Autoridad Reguladora de la Salud de Medicamentos (MHRA), recomendó que los ensayos se reanudaran después de que una revisión independiente de los datos de seguridad provocó una pausa. 

NOTA RELACIONADA: Suspende AstraZeneca vacuna por provocar enfermedad mielitis transversa

“El comité de Reino Unido ha concluido sus investigaciones y recomendó a la MHRA que los ensayos pueden reanudarse con seguridad”, dijo AstraZeneca.  

Por otra parte, el director ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot, dijo que una junta de revisión de seguridad independiente estaba revisando si la enfermedad del participante había sido causada por la vacuna o no estaba relacionada. 

Así mismo, la Universidad de Oxford indicó que aproximadamente unas 18 mil personas han recibido “vacunas de estudio” como parte de los ensayos. 

“No podemos divulgar información médica sobre la enfermedad por razones de confidencialidad del participante”, aclaró. “Estamos comprometidos con la seguridad de nuestros participantes y con los más altos estándares de conducta en nuestros estudios y continuaremos monitoreando la seguridad de cerca”.  

¿Por qué se detuvo la vacuna? 

Y es que, según el New York Times, los efectos secundarios de la prueba de la vacuna contra el Covid-19, son la aparición de mielitis transversa en uno de los pacientes. 

¿Qué es la mielitis transversa?  

La mielitis transversa, es un trastorno en el sistema nervioso el cual es difícil que se vea y lo que provoca es inflamación de la médula espinal, esto hace que haya daño en el revestimiento alrededor de las células nerviosas y se interrumpan las señales entre los nervios espínales y el resto del cuerpo. 

Síntomas  

Los síntomas que sienten las personas que les sucede esto, es dolor ocasional, debilidad muscular, parálisis y problemas en vejiga o intestino hormigueo en las piernas o brazos, pérdida de sensibilidad, pérdida de fuerza y fiebre.  

OTROS CONTENIDOS DEL BLOG: