Promulgan ‘Ley Antichancla’: Prohibidos los castigos físicos contra menores

361
Promulgan 'Ley Antichancla': Prohibidos los castigos físicos contra menores
Foto: Telemundo

A partir del día de mañana, el ‘chanclazo’ será cosa del pasado: El Pleno del Senado aprobó hacer la modificaciones pertinentes tanto a la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes como al Código Civil Federal para prohibir castigos físicos a menores de edad en México.

La iniciativa se hará oficial a partir del viernes 25 de septiembre como consecuencia de los 92 votos que, de forma unánime, optaron por reformar el Artículo 105 de la Ley General.

De acuerdo con la legislación, se considera castigo físico el uso intencional de fuerza física o moral que tenga como objetivo provocar dolor, molestia y humillación.

La Senadora panista Josefina Vázquez Mota, una de las principales impulsoras de la iniciativa, señaló que el porcentaje de menores de edad que padecen maltratos por parte de padres, tutores o familiares es alarmante.

‘En México, más del 60% de las niñas y niños menores de 14 años son sometidos a castigos a agresiones psicológicas y castigos corporales en sus propios hogares’, aseguró la ex candidata presidencial, que también recordó la propia advertencia de la Unicef con respecto a la normalización del castigo físico en nuestro País.

Por su parte, la también panista Xóchitl Gálvez ahondó en el tema al ofrecer su propio testimonio, en el que narró ser víctima de repetidos abusos físicos por parte de su padre, alcohólico y golpeador.

 

¿QUÉ TRAE CONSIGO LA ‘LEY ANTICHANCLA’? 

Los castigos físicos están normalizados de tal forma en México que no se consideran un abuso, sino ‘educación’; muchos argumentarán que forjan el carácter del niño y le harán menos propenso a comportarse mal o realizar travesuras.

Esto, de acuerdo con la Red de Soluciones Contra el Maltrato Infantil en Estados Unidos es una creencia errónea: el menor que sea violentado física o verbalmente corre el riesgo de ser dañado de forma permanente si el abuso se realiza de forma repetida.

Y no es todo: de acuerdo con investigadores de la Universidad de Michigan, los adultos que fueron víctimas de maltrato en la infancia o adolescencia son más propensos a manifestar comportamientos violentos con su pareja o sus propios hijos.

Uno de los principales puntos que respaldan la promulgación de la ‘Ley Antichancla‘ es que el uso de violencia como agente de educación es totalmente innecesario e inefectivo; para decirlo de forma sencilla, golpear a los hijos no contribuye en nada a su educación posterior.

Según organizaciones a favor de los Derechos Humanos, la iniciativa es un buen comienzo; sin embargo, para lograr un cambio a largo plazo, la misma debe establecer criterios de sanción claros y específicos para los adultos que incurran en este tipo de prácticas.

Sólo así, señalan, se podría pensar en un cambio de mentalidad para las próximas generaciones de padres en México.

 

Te podría interesar: