Se queda Messi…pero el ‘pleito’ continúa

132
Se queda Messi...pero el 'pleito' continúa
@FCBarcelona_es

El ‘culebrón’ de la década entre Lionel Messi y el Futbol Club Barcelona alcanzó un aparente final el día de hoy, al hacerse público mediante una entrevista que el rosarino ha decidido seguir vistiendo los colores blaugranas durante el año que le queda de contrato.

La resolución, que parecía imposible hace apenas una semana, representa un verdadero tanque de oxígeno para la entidad catalana, sumergida en una severa crisis económica y deportiva que habría tenido en la marcha de Lio el peor colofón.

Sin embargo, no todo es felicidad: en su testimonio, Messi dejó en claro que ya no se siente cómodo en el Barcelona, y que, si bien no desea entrar en juicio con el ‘club de su vida‘, la relación con la directiva encabezada por Josep María Bartomeu está completamente rota.

El argentino eligió al medio Goal para romper el silencio que había mantenido desde el 14 de agosto, cuando el Barcelona quedó eliminado de la Champions League tras ser humillado 8-2 por el Bayern Munich.

Lionel aseguró que, si bien la histórica eliminación fue un golpe duro para sus deseos de permanecer en la institución, la idea de buscar ‘nuevos aires’ rondó por su mente durante todo el año pasado.

‘Fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario (…) no vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo’, aseguró Messi.

 

‘HACE TIEMPO QUE NO HAY UN PROYECTO NI HAY NADA’: MESSI 

En ese sentido, el argentino asegura que el Club no tiene un proyecto deportivo sólido, y que, desde hace algunos años, el manejo por parte de la directiva ha sido ineficiente.

‘Quería un proyecto ganador y ganar títulos (…) la verdad, hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas’, refirió el argentino.

Messi reconoció que, al correr de los años, tuvo ‘muchas opciones’ para salir del Club y percibir un mejor salario, ofrecimientos que rechazó porque en Barcelona había encontrado ‘su casa’.

‘Siempre dije que esta era mi casa y era lo que sentía y siento. Mejor que acá es difícil. Sentía que necesitaba un cambio y nuevos objetivos‘.

Aunque se queda, el argentino señaló que se sintió ‘herido’ por los comentarios provenientes de varios sectores de la prensa e, incluso, de la afición.

‘Me sentí dolido por cosas que escuché de la gente, del periodismo, de gente poniendo en duda mi barcelonismo (…) me dolió cuando se puso en duda mi amor por este club; por más que me vaya o me quede, mi amor por el Barsa no va a cambiar nunca‘, apuntó la ‘Pulga’.

De esta forma, aunque a ‘regañadientes’, Lionel permanecerá un año más como barcelonista, en lo que sería el ‘último baile‘ del futbolista que definió a una generación junto a su club de toda la vida.