¿Conoces la leyenda de la flor de Cempasúchil?

338
FOTO: Decorali

La flor de Cempasúchil es muy tradicional en México, sobre todo en el Día de Muertos para ponerlas en el altar de muertos.

Se dice que sus pétalos de color amarillo marcan la senda que deben recorrer los muertos durante la visita que hacen estos días porque se supone que guardan el calor del sol y su aroma los llama, pero ¿Conoces la leyenda de esta hermosa flor?.

Cempasúchil

Leyenda de la flor de cempasúchil:

La leyenda cuenta la historia de amor entre dos jóvenes aztecas, sus nombres eran Xóchitl y Huitzilin; el romance comenzó cuando eran pequeños.

Desde niños se divertían jugando y el amor florecía entre ellos, todas las tardes subían hasta lo alto de una montaña a llevarle flores a Tonatiuh, el dios del sol, ellos creían que el dios les sonreía, pues desde las alturas y ante tal ofrenda, juraron amarse por siempre, incluso más allá de la muerte.

Pero un día todo cambió, llegó la guerra y los novios tuvieron que separarse, ya que Huitzilin se tuvo que ir a luchar.

Poco tiempo después, le informaron a Xóchitl que su amado había sido herido gravemente y murió, tal noticia hizo que ella sintiera que se le quebraba el corazón de dolor.

Ella decidió subir por última vez a la montaña para implorar a Tonatiuh, el dios del sol, que la uniera por siempre con su amor. El sol, conmovido, lanzó uno de sus rayos y tocó a la joven, convirtiéndola en una hermosa flor, de colores tan intensos como el sol.

Al poco tiempo, llegó un colibrí amoroso y se posó en el centro de la flor. Huitzilin se había transformado en colibrí y Xóchitl en una flor de Cempasúchil.

Al instante en el que se reencontraron, la flor se abrió en 20 pétalos, dejando un aroma intenso y misterioso.

Cuenta la leyenda que ellos seguirán enamorados mientras sigan existiendo flores de cempasúchil y colibríes.

giphy


Te podría interesar: