Dan cadena perpetua a líder de la ‘secta sexual’ NXIVM

257
Dan cadena perpetua a líder de la 'secta sexual' NXIVM
Foto: AP

Tras un extenuante juicio que incluyó testimonios de víctimas, colaboradores y testigos, un Juez del Distrito Este de Brooklyn, en Nueva York, sentenció al líder de NXIVM, Keith Raniere, a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Raniere ya había sido encontrado culpable por cargos de violencia sexual, tráfico de menores, pornografía infantil, lavado de dinero, secuestro y robo de identidad desde junio de 2019; la sentencia, sin embargo, se resolvió apenas el día de hoy.

La historia de Raniere y NXIVM estalló hace dos años, revelándose como uno de las narrativas de abuso sistemático más macabras de los últimos tiempos, involucrando crímenes de índole sexual y psicológico bajo la fachada de una empresa dedicada al empoderamiento de sus miembros.

 

¿QUÉ ERA NXIVM? 

Fundada en 1998 por Keith Raniere y su socia, Nancy Salzman, NXIVM comenzó como una compañía de marketing dedicada a promover el éxito corporativo de sus miembros utilizando recursos psicológicos diseñados para alcanzar el ‘máximo potencial’ de cada individuo.

La empresa utilizaba el esquema ‘Ponzi’, muy utilizado en compañías multinivel, en donde los miembros debían pasar por varios ‘cursos’ de información, cada uno más caro que el anterior, para lograr ascender al interior de la compañía.

Siguiendo el modus operandi de este tipo de organizaciones, Raniere era percibido como el ‘gurú’ y líder espiritual de sus aprendices, cuya lealtad rayaba en la adoración; esta situación fue aprovechada por Raniere para cometer abusos en contra de numerosas mujeres al interior del grupo.

Según el testimonio de personas que estuvieron al interior de NXIVM, Raniere convirtió a muchas de sus pupilas en esclavas sexuales, al asegurarles que la disposición de tener intimidad con él constituía un paso clave en su camino al empoderamiento.

Raniere incluso obligaba a las víctimas a tatuarse sus iniciales (KR) para ‘oficializar’ su propiedad sobre ellas.

Varios de los miembros de alto nivel al interior de la organización estaban comisionados a buscar nuevas pupilas a Raniere; una de las más prominentes era Allison Mack, actriz famosa por su papel de Chloe Sullivan en la serie Smallville; Mack había sido ella misma una ‘esclava’ de Raniere.

Con la ayuda de testimonios, algunos provenientes de las más de 50 esclavas que llegó a tener Raniere, el New York Times publicó un artículo en donde se daba cuenta de las actividades ilegales de Raniere; ello provocó una investigación federal que terminó con la detención del líder de NXIVM en Puerto Vallarta, a donde Raniere huyó tras el escándalo.

La compañía, que operaba principalmente en Nueva York, también contaba con sedes en Canadá y México; a través del proceso, ha trascendido que dos miembros de la rama mexicana de NXIVM fueron Emiliano Salinas Ocelli, hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, y Rosa Laura Junco, hija del dueño de Reforma, Alejandro Junco de la Vega; ninguno ha sido formalmente acusado.

Raniere no se declaró culpable ni se arrepintió de sus actos, pues asegura que todas sus actividades fueron consensuadas por las víctimas; su defensa prepara un alegato para provocar un nuevo juicio y apelar la sentencia.

 

Te podría interesar: