Indignación en Argentina por fotos del cadáver de Diego

448
Se entrega hombre que se fotografío junto a Maradona
Foto: Redes Sociales

La muerte de Diego Armando Maradona a causa de un paro cardiovascular sumió a Argentina en una de las tristezas colectivas más recordadas de los últimos tiempos, además del funeral multitudinario que tuvo que ser suspendido por disturbios al exterior de la Casa Rosada, residencia oficial de la Presidencia.

Sin embargo, mientras el pueblo llora, hubo quienes utilizaron la muerte del astro para, tal vez, intentar ser recordados como parte de la narrativa de los últimos días del ‘Diego’: empleados de Pinier, empresa que realizó los servicios funerarios del ‘Pelusa’, aprovecharon para tomarse fotografías junto al cadáver de Maradona.

Las imágenes comenzaron a viralizarse desde el día de ayer, despertando la más profunda indignación entre los fanáticos del ‘Diego’, que señalaron la acción como una falta de respeto inimaginable a la memoria del recién fallecido.

Fueron dos las imágenes que se viralizaron; la primera muestra a un trabajador de la funeraria levantando el pulgar junto al cadáver de Maradona, cuyo féretro está abierto; en la segunda aparecen un hombre y su hijo, que hacen un gesto parecido; el muchacho incluso aparece sonriendo.

La identidad de las tres personas no tardó en salir a la luz; el protagonista de la primer foto fue identificado como Diego Molina, quien tiene ocho años de trabajar en la funeraria; el representante y amigo de Maradona, Matías Morla, fue quien ‘ventiló’ el nombre y aseguró que ‘no descansará’ hasta que se haga justicia.

Mientras tanto, quienes aparecen en la segunda foto son Claudio y su hijo, un joven de 18 años cuyo nombre no ha sido revelado; en entrevista con una radiodifusora de Argentina, Claudio aseguró que su intención nunca fue la de ofender la memoria de Maradona, a quien considera su ídolo.

‘Sé que mucha gente se ha ofendido, sé que lo han tomado a mal (…) estaba acomodándolo y me dijeron: ‘Flaco, levantá la cabeza y mirá’; mi hijo levantó el pulgar. Nada más. Fue algo instantáneo’, aseguró Claudio, que conoció a Maradona en vida y ya había realizado los servicios funerarios para el padre del astro.

Tanto Molina como Claudio fueron despedidos de la funeraria Pinier, aunque la máxima preocupación de los implicados en el escándalo, por el momento, es su propia integridad física.

Según trascendió en un supuesto audio de WhatsApp, la ex esposa de Maradona, Claudia Villafañe, habría pedido a miembros de ‘La Doce’, la barra brava de Boca Juniors, que encontraran a los responsables de las imágenes y los golpearan como retribución.

Incluso, existen reportes de que la razón por la que Diego Molina aún no se manifiesta, como si lo hiciera Claudio, es que se encuentra internado en un hospital tras recibir una golpiza por parte de fanáticos del ‘Pelusa’.

 

También te puede interesar leer: