¿Qué pasaría si Trump no acepta los resultados de la Elección?

294
Ordena Trump iniciar transición
Foto: The New York Times

A no ser que ocurra algo extraordinario, Joe Biden se proclamará Presidente de los Estados Unidos en las próximas horas. Trump.

El demócrata cuenta con ventajas que parecen irreversibles en los Estados de Pennsylvania, Michigan y Georgia; una victoria en cualquiera de estos frentes le daría a Biden los votos electorales suficientes para ganar la carrera presidencial estadounidense más atípica de los últimos tiempos.

Sin embargo, la incendiaria actitud del actual Presidente, Donald Trump, hace pensar que la transición no será fácil, pues ante alegatos de fraude y voto ilegal, el republicano se ha encargado de ‘enturbiar’ el ambiente alrededor de la contienda.

¿Qué pasaría si Trump se niega a aceptar la derrota? ¿Tiene recursos legales para lograr un improbable segundo mandato?

 

SIN RECURSOS LEGALES NI PRUEBAS DE FRAUDE

La respuesta sencilla es que no; diversas autoridades electorales de Estados Unidos han certificado la autenticidad del proceso y, hasta al momento, ni el Presidente ni el Partido Republicano han presentado pruebas de fraude o boletas falsas.

Al agotamiento de recursos electorales debe sumarse la desbandada del bloque republicano, pues son cada vez más las figuras prominentes del partido de Lincoln que han alzado la voz criticando a Trump por sus furibundos arrebatos.

Esto deja a Trump con poco margen de maniobra ante lo que parece inevitable. De acuerdo con la Constitución, el Presidente no tiene la obligación de aceptar la derrota de forma pública o privada, e incluso está en su derecho de pedir reconteos en Estados donde la diferencia entre ambos candidatos sea sumamente estrecha, como ya pasó en Georgia.

 

EL COLEGIO ELECTORAL; INVIABLE 

Al correr de las horas, queda claro que la estrategia de Trump, en caso de tener una, pasa más por la resistencia mediática que por los recursos legales a su disposición.

Sin embargo, el tiempo se agota: El próximo 14 de diciembre, los 50 miembros del Colegio Electoral se reunirán en Washington para oficializar los votos de sus respectivos Estados, de acuerdo con el sistema electoral estadounidense.

Una alternativa para el Presidente es que cualquiera de los representantes de Pennsylvania, Michigan o Wisconsin ignoren el voto popular y declaren su apoyo a Trump; esto desencadenaría un caos político sin precedentes, por lo que no parece viable que alguno de los miembros del Colegio Electoral asuma el riesgo histórico de semejante decisión.

 

TODO TERMINARÁ (EN EL PEOR DE LOS CASOS) EL 20 DE ENERO

El día 6 de enero de 2020 tanto la Cámara de Representantes y el Senado oficializarán al candidato ganador a través de una constancia oficial.

Técnicamente, Donald Trump podría llegar a esta fecha sin aceptar los resultados de la Elección; aunque rompería una tradición de transiciones pacíficas en Estados Unidos, el magnate no estaría incurriendo en ningún acto ilegal.

Sin embargo, al llegar el 20 de enero, Día de la Inauguración, Trump no podría permanecer en la Casa Blanca y poco importará lo que determinen sus seguidores o los sectores del Partido Republicano que aún se adhieran a su plataforma, pues será obligado a abandonar la Sede Oficial a través de las Fuerzas Armadas.

TE PUEDE INTERESAR: