Pese a que las reuniones con más de 20 personas están prohibidas por las autoridades debido a la pandemia de coronavirus, las fiestas masivas siguen realizándose sin que la población acate la medida.

Prueba de ello fue un festejo multitudinario en una residencia en el municipio de Apodaca, donde se encontraban al menos 100 personas, muchos de ellos menores de edad.

Elementos de la Policía de Apodaca arribaron al domicilio ubicado en la colonia Prados de los Pinos en dicho municipio, donde se realizaba una fiesta con más de 100 personas.

Sobra decir que en el festejo no se guardaba la sana distancia y la mayoría de los asistentes no portaban cubrebocas.

“Ya le vamos a bajar”, se escucha decir repetidamente a algunos de los asistentes, esto tras las quejas de vecinos quienes denunciaron el festejo.

Los policías detuvieron al dueño del domicilio, aparentemente padre de uno de los menores, por el desacato a las indicaciones de la autoridad.

En el video se observa que en la banqueta del domicilio donde se realizaba el festejo se encontraba un cartón con varias cervezas tipo caguama llenas.

La suspensión de la fiesta fue transmitida en vivo desde la cuenta de Facebook del Sargento Florencio Santos Hernández de la Policía de Apodaca.

Momentos antes había realizado otro enlace donde también se suspendió otro festejo en una quinta en la colonia Bosque Real, donde además se clausuró el lugar debido a que ya tenía denuncias anteriores de festejos con música a volumen muy alto.

OTROS CONTENIDOS DEL BLOG: